Dios me regaló una madre

Dios me regaló una madre, una mujer
bella y santa. Ella siempre fue mi fortaleza.
Fuí creciendo, y de ella fuí aprendiendo.
Para mí, no habrá nadie, que se parezca a ella.

Tu opinion es importante
Recomendaciones
loading...